Site Autarquico de Vila Real de Santo António

Mapa do Concelho

PUBLICAÇÔES

Áreas Estratégicas

Áreas EstratégicasPrograma «Cuidar»Eurocidade do Guadiana

Ruta de las Playas

/util/imgLoader.ashx?img=/upload_files/client_id_1/website_id_1/Concelho/Turismo/rotas/rota_mg/Imagem%20048.jpg /util/imgLoader.ashx?img=/upload_files/client_id_1/website_id_1/Concelho/Turismo/Patrim%C3%B3nio/VRSA%20-%20Concelho%20(20).JPG /util/imgLoader.ashx?img=/upload_files/client_id_1/website_id_1/Concelho/cultura/Cacela_Velha/2012_0917_Cacela_Velha_23.JPG /util/imgLoader.ashx?img=/upload_files/client_id_1/website_id_1/Concelho/Turismo/Patrim%C3%B3nio/Imagem%20023.jpg

Las playas del municipio de Vila Real de Santo António son atractivas, el manso y cálido mar se extiende por los vastos arenales, por entre las curvas caprichosas de las dunas, resguardadas por la sombra de los pinos y por los canales de la Ria Formosa. Escenarios de contraste, en una demostración caprichosa de la Naturaleza. La graciosa curva de la bahía de Monte Gordo alberga una de las mejores playas, familiar, acogedora, a la que los barcos de pesca artesanal prestan su colorido cuando tales gaviotas se posan en el arenal, al final de la faena.

El marco verde del pinar crea un ambiente de frescor inigualable, mezclando en la misma paleta el azul del mar y el verde de los árboles. Un poco más cercanas a la desembocadura del río Guadiana, las playas de Fábrica y de Santo António son más discretas, pero tienen la ventaja de la cercanía, justo al lado de la ciudad. Pero hay otros arenales a la espera de encantar a los visitantes.

La playa de Manta Rota, rodeada de dunas suntuosas, se extiende hasta perderse de vista, invitando a calmos paseos por la orilla espumosa de las olas pausadas, que casi nunca se elevan, sino para hacer que los baños sean más agradables. La playa de Cacela Velha, ya dentro de la Ria Formosa, queda en el fino cordón de arena, al que se accede en barco. Es un lugar mágico porque, a cierta altura, nos vemos rodeados hacia el Guadiana y hacia la mar.

A lo lejos bogan los barcos de pesca, aquí y allá un mariscador se inclina, con gestos ancestrales, sobre los viveros de almejas y de ostras que más tarde podremos saborear.

Es innecesario decir que todas las playas cuentan con todas las infraestructuras necesarias, cuya seguridad está garantizada por la vigilancia de los socorristas, con bares y terrazas que nos invitan a degustar la gastronomía de la región o simplemente a tomar un refresco y a admirar los cálidos tonos de la puesta de sol.